La fotografía en floristería

La fotografía en floristería

La importancia de la fotografía para tu empresa.

Todo comunica, y en la era de las redes sociales las imágenes lo hacen muchísimo más.

 

En la era de la comunicación y la tecnología en la que nos encontramos, todos sabemos que es más que necesario tener una imagen corporativa y una página web adecuadas.

La imagen de marca lo es todo, y las fotografías corporativas que muestran nuestra empresa o nuestros productos deben estar a la altura.

Lo aconsejable es recurrir a un profesional para dotar a la web de un contenido visual de calidad. No olvidemos que primero compramos con la vista y luego probamos el producto.

Pequeñas y medianas empresas necesitan fotografías profesionales, con la idea de ofrecer una imagen cuidada de la empresa y humanizar el mensaje que queremos trasladar a nuestros clientes.

En primer lugar, lo que nos tenemos que plantear es el tipo de fotografía que necesitamos. ¿Queremos una fotografía corporativa de nuestro equipo humano, de nuestro espacio de trabajo, o queremos una fotografía de producto para los artículos de una tienda online?

En el primer caso necesitas transmitir la filosofía de tu empresa, necesitas fotos con el equipo, las instalaciones o ‘fotos recurso’ para contextualizar el trabajo que llevas a cabo. Elementos que inspiren confianza, credibilidad y sobre todo, profesionalidad.

Si por el contrario vamos a vender productos por internet, necesitaremos fotografía de producto, y para ello lo mejor será contar con un profesional adecuado.

Pero si no nos podemos permitir estos servicios, y controlamos un poco de fotografía, podemos animarnos a hacerlo nosotros mismos, siguiendo una serie de pasos e inscribiéndonos a nuestro Taller de fotografía de Producto.

Para fotografiar un producto hay tres aspectos que son básicos y que debemos cuidar. El primero es la luz. Al igual que en toda fotografía, hacer un uso adecuado de la luz es fundamental.

El segundo punto es la composición. En función del propio diseño y características nos interesará mostrar uno o varios ángulos del mismo. Para realizar una buena composición y sobre todo poder controlar la foto es imprescindible usar un trípode.

Por último la limpieza. Hay que tener cuidado de que las motas de polvo o huellas no estén presentes.

Y a todo esto hay que sumarle la parte de postproducción, donde editaremos y retocaremos nuestras imágenes, utilizando programas como el Photoshop o el Lightroom.

En Comunidad Floral estamos preparando un Taller semi-preofesional sobre fotografía de producto, para ayudarte con tu empresa.

No Comments

Post A Comment